autocuidado personal

 

¿Cómo autocuidarse en el estado actual que vive el país?

 

Los sucesos ocurridos en el país estas últimas semanas han generado distintas sensaciones y reacciones en cada uno de los ciudadanos. Estrés, problemas para dormir, cambios de humor son algunos de ellos, es por eso que los expertos recomiendan el autocuidado como la manera de afrontar este escenario de la mejor forma.

La etimología de esta palabra compuesta viene del griego y del latín, respectivamente. Auto (αὐτο) significa “propio” o “por uno mismo” y cuidado (cogitātus) que significa “pensamiento”, es decir cuidado por uno mismo o cuidado propio. Por lo tanto esta palabra se utiliza cuando una persona debe ser o es consciente de los riesgos que corre al enfrentarse a tal o cual situación, controlando los factores internos o externos, que pueden comprometer su vida y desarrollo.

Todas las personas tienen la capacidad de autocuidarse, esto se va aprendiendo a lo largo de la vida gracias a las relaciones interpersonales con la familia, en el colegio y los amigos. Pasado un tiempo, estas se transforman en hábitos voluntarios, deliberados y racionales que muchas veces se realizan mecánicamente y sin darnos cuenta, transformándose en parte de nuestra rutina.

 

¿Cuales son los sentimientos de los chilenos estos días?

 

Según Nadia Ramos, académica de la Facultad de Psicología de la Universidad de Talca y presidenta de la Asociación Chilena de Estrés Postraumático (ACET), en entrevista con elmostrador.cl, algunos de los sentimientos que hemos podido experimentar estas semanas son “miedo y confusión, angustia, cambios de humor, nerviosismo, irritabilidad, estado de alerta, alteraciones del sueño -insomnio, pesadillas-, alteraciones del apetito, sensibilidad frente a sonidos fuertes, dificultades para concentrarse, dolores de cabeza o en el pecho”.

Ella explica que todas son reacciones normales ante el estrés, pero que en general, van a ir disminuyendo con el tiempo, siempre y cuando la situación estresora haya concluido.

 

¿Qué recomiendan los expertos?

 

Tanto Nadia Ramos como Andrés Fresno, profesor de la misma facultad y vicepresidente de ACET, es importante que las personas tomen algunas medidas de autocuidado para estar protegidos del impacto emocional que puede generar lo que estamos viviendo. Aquí dejaron 7 recomendaciones:

  1. Exposición a medios de comunicación: es bueno estar informado, pero hay que medirse en el seguimiento de la cobertura noticiosa ya que éstas pueden producir y aumentar las reacciones y/o sentimientos mencionadas anteriormente, en especial en los menores de edad. Si hay niños o niñas en casa, hay que evitar dejar la TV o radio prendida todo el tiempo o tener conversaciones que puedan generar miedo o temor.
  2. Elegir fuentes creíbles: Durante estos días ha circulado mucha información y va a seguir surgiendo más, es por eso que se debe priorizar los medios de comunicación formales si se quiere estar al día, y/o las instituciones profesionales o académicas reconocidas al momento de compartir algún dato o noticia, en este último caso es fundamental chequear de dónde viene para así no aumentar la ansiedad y desinformación.
  3. No evitar las preguntas: conversar sobre los sentimientos y preocupaciones de niños y niñas ante lo que está sucediendo es muy importante para contenerlos y explicarle las razones de lo sucedido. En el caso de tener que hablar de alguna situación de violencia se les puede entregar información, pero de manera simple y sin descripciones gráficas. En el caso de los más pequeños, una idea para “conversarlo” es a través del dibujo, para que ellos describan lo que han visto o escuchado en sus palabras.
  4. Mantener las rutinas: Dentro de lo posible es fundamental volver a las rutinas, sobre todo a las que tienen que ver con los horarios de sueño, alimentación y funcionamiento del hogar. Con esto sentiremos que estamos organizados y que volvimos a tomar el control de la situación.
  5. Generar redes: Para estas situaciones es muy importante tener un grupo de apoyo y de protección social; pueden ser vecinos, familiares y/o amigos, con los que se pueda conversar y desahogarse y en los que se confíe en el caso de tener algún problema o urgencia.
  6. Ser cuidadoso: No todos reaccionamos igual frente al estrés, es por eso que no es bueno compartir con gente que no conocemos detalles de situaciones de violencia o teorías que puedan causar temor, ya que esto podría agudizar las respuestas de estrés.
  7. Pedir apoyo: En este minuto es relevante distraerse con otras cosas -aunque sea por un rato- y así relajarse. Ideal recurrir a la lectura, escritura, o caminatas para recuperar la calma, en el caso que no se pueda hacer alguna de las anteriores también es bueno probar con la meditación o simplemente darse un tiempo para ejercicios de respiración. Si el agobio es muy intenso, lo mejor es recurrir a profesionales de la salud mental (psicólogos, psiquiatras y/o médicos) para realizar una evaluación y tratamiento.

 

Fuente: El Mostrador

Más Noticias