Estudiar cin Éxito

A pesar que la modalidad de estudio a distancia está ganando cada vez más adeptos, hay muchos que aún no creen en su seriedad o peso, es por eso que las diferentes instituciones que ofrecen esta alternativa de desarrollo profesional están atentos a responder todas las dudas, avanzando en tecnología y trabajando para potenciarlos aún más.

 

¿Qué encontraré en un curso o carrera e-Learning y cómo aprovechar la tecnología?

 

Para que al iniciar un curso o carrera e-learning no sea un desastre, lo primero y más importante es informarse sobre la modalidad, y en lo ideal haber visto algún ejemplo de ello, para tener claras las formas y expectativas. Esto implica conocer todos los detalles sobre el centro y sus docentes, pero especialmente sobre la metodología, y para esto es necesario responder algunas preguntas:

  • ¿Cuál es el temario a estudiar?
  • ¿En qué consisten las actividades que hay que realizar?
  • ¿Cuáles son los criterios de evaluación?
  • ¿Cuál es el plazo para presentar los trabajos?
  • ¿Cuándo y cómo son los exámenes?
  • ¿Cuáles son los  canales de comunicación con el profesor y alumnos?

Posterior a eso, se debe conocer y familiarizar con las plataformas y herramientas que se utilizarán, para poder aprovecharlas al máximo a lo largo del curso. Aquí entran las videoconferencias, pizarras digitales, aulas virtuales, clases en directo que pueden quedar guardadas en un repositorio para consulta, etc.

 

Organización y compañía para estudiar online

 

Sin lugar a dudas que la autogestión y la organización es clave para estudiar en este formato, ya que aquí se vive un cambio de paradigma, el alumno deja de ser un sujeto pasivo que depende de otros, y se convierte en el protagonista de su aprendizaje, capaz de decidir qué, cómo y lo más relevante, cuándo hacerlo.

Esto muchas veces es la piedra de tope para elegir un postgrado e-learning, ya que exige que el estudiante se responsabilice de todo y tenga la capacidad de generarse una rutina que sea constante y que logre mantener hasta el final. Aquí la organización y la disciplina son esenciales.

Otro de los considerados puntos débiles del sistema online, es que muchos creen que al no tener a un compañero sentado al lado se está “solo”. Pero no es así, las entidades educacionales han buscado alternativas para que el sentimiento de comunidad se produzca. Para esto se ha desarrollado e instaurado la figura del tutor, un pilar clave para acompañar al estudiante durante todo el periodo. La clave es que sean expertos en la materia y que tenga la capacidad de movilizar y motivar a las personas.

A su vez, los centros de estudios han disponibilizado diferentes herramientas para generar lazos entre compañeros, fomentando el trabajo en grupo y diversos canales de comunicación tanto oficiales como externos como foros, Facebook, WhatsApp, Skype, entre otros.

 

¡Siempre recuerda tu motivación!

 

En la enseñanza online lo difícil no es comenzar, sino mantenerse sobre todo cuando los buenos resultados no aparecen de inmediato o la compatibilidad con la vida laboral o familiar no se está logrando.

Bajo esta línea, los dos consejos que hay que tener en cuenta son:

  1. Recordar cuál es la o las razones que motivaron el estudiar. ¿Un ascenso o la posibilidad de cambiar de trabajo?¿Un viaje de trabajo?
  2. Fijarse metas realistas, sobre todo a la hora de decidir si se quiere terminar el programa en el tiempo estipulado o si es preferible alargarlo un poco para poder compaginarlo con el trabajo.

 

Fuente: El País

Más Noticias