La importancia de la Inclusión Educativa en la Capacitación Docente

 

La educación es la base de toda sociedad, por ende, formar personas y profesionales íntegros y competentes, es su principal objetivo. Dentro de esta tarea, la “inclusión” es un concepto fundamental, puesto que pone a prueba  a las instituciones para que respalden a todos los estudiantes por igual, sin importar su condición personal o física.

 

Hace casi dos siglos que la organización de la educación en Chile comenzó un proceso de democratización educativa, apostando por la innovación, para comenzar a erradicar el analfabetismo, como un primer paso.

 

Hoy en día, sin embargo, las exigencias van más allá del mero acceso a la educación. Lo que se busca, sobre todo, es mejorar la calidad, como el pilar fundamental dentro de la evolución social. Junto con ello, se requiere solucionar problemáticas que surgen a partir de la segregación y las diferencias de rendimiento entre alumnos de diversos sectores.

 

La inclusión educativa es, entonces, un factor determinante para lograr aprendizajes y oportunidades de desarrollo transversalmente efectivos.

 

¿Qué es la “Inclusión Educativa”?

 

Primero que todo, hay que entender el concepto de “inclusión”, el cual se traduce como un enfoque que busca que todas las personas puedan ejercer el derecho a la educación, sin distinguir ni discriminar respecto de la raza, cultura, género, religión, necesidades educativas especiales o nivel socioeconómico.

 

Es innegable que la educación es un derecho fundamental de cualquier persona. Sin embargo, la clave de la inclusión no radica en este hecho, sino más bien, en la libertad de los seres humanos de poder elegir cuándo y dónde estudiar.

 

¿Cómo se logra la Inclusión Educativa?

 

En la actualidad, se han logrado grandes avances en temas de inclusión, no obstante, la meta es que estos se puedan sostener en el tiempo y que continúen sus procesos de mejora tanto a nivel sistémico, como cultural. Es necesario generar oportunidades de aprendizaje y desarrollo que promuevan relaciones humanas, sociales y académicas para todos los actores que componen el mundo educativo: profesores, alumnos, directivos, padres y apoderados.

 

Dentro de los aspectos más relevantes para la inclusión educativa se encuentran:

 

  • La libertad de los padres de un niño con necesidades educativas especiales, para integrarlo a un sistema de educación especial, o no. Si deciden hacerlo, deben tener la seguridad de que, si cambian de opinión, no tendrían problema alguno, ya que ese niño tiene los mismos derechos y oportunidades de integrarse a cualquier tipo de escuela, sin sufrir segregaciones.

 

 

El desafío docente para el desarrollo de una Educación Inclusiva

 

Como se comentó anteriormente, el acceso a una mejor calidad de educación, es directamente proporcional a los recursos económicos con los que se cuenta. Por ello, es urgente que los formadores de las nuevas generaciones desarrollen métodos y estrategias para homologar las oportunidades de sus estudiantes.

 

En este sentido, surge el lazo entre competencias docentes y educación inclusiva, lo que se traduce en que el nivel de formación de un estudiante, es clave para determinar la manera en la cual potenciar su desarrollo. Es decir, si un profesor tiene alumnos con diversas capacidades y niveles académicos, su enfoque de enseñanza debe ser personalizado según las necesidades de cada uno de ellos.

 

Es un hecho que todas las personas somos únicas e irrepetibles, por lo cual, existe un abanico de grupos con maneras distintas de interactuar, comunicarse y aprender. Esto, hace que la forma en que se imparte la educación tradicional no sea la más efectiva, ya que su foco de acción es generalizado, lo que históricamente ha generado problemas de atención y rendimiento.

 

Por lo anterior, los docentes deben ser capaces de ejecutar prácticas pedagógicas innovadoras que difieran del estándar clásico, potenciando sus conocimientos y aplicando métodos de enseñanza pertinentes en pro del aprendizaje efectivo de todos sus alumnos.

 

Inclusión y Capacitación Docente

 

En esta nota, se ha enfatizado en la importancia de la inclusión dentro del sistema educativo. Sin embargo, es aún más relevante, entregarle a la sociedad educadores y docentes idóneos, quienes tendrán la difícil misión de formar personas íntegras y competentes. Para ello, deben ser capaces de comprender las particularidades personales, económicas, sociales y étnicas de todos sus estudiantes, comprometiéndose a brindarles una educación de calidad.

 

La universidad Andrés Bello Aquellos cuenta con excelentes alternativas de postgrado para aquellos profesionales que quieran ser parte de la educación inclusiva:

 

1.-Curso Abordaje Interdisciplinario de Niños, Niñas y Adolescentes con Trastorno del Espectro Autista: orientado a formar profesionales con altos estándares de calidad, para que puedan trabajar con estudiantes con Trastorno del Espectro Autista (TEA).

 

2.-Diplomado en Educación y Rehabilitación para Niños con Necesidades Educativas Especiales: el cual, está enfocado en formar  docentes que fomenten el desarrollo de niños, niñas y adolescentes con necesidades educativas especiales, en las mejores condiciones posibles.

 

Con estos programas, la UNAB busca formar profesionales idóneos que puedan enfrentar los desafíos de la educación moderna, optimizando, sobre todo, el desarrollo y aprendizaje integral de las personas con necesidades especiales.

 

Más Noticias