A finales de julio, Facebook vivió uno de sus peores momentos bursátiles, sufriendo un desplome cercano al 25% de su valoración en la bolsa de Wall Street. Esto a razón de un crecimiento menor a lo esperado, sumado a resultados por debajo de las proyecciones.

Luego del escándalo en que se vio involucrada la red social con Cambridge Analytica, se pensó que el desplome sería total pero los daños fueron contenidos pero significativos a la vez. Facebook aumentó 11% de usuarios en un año y 1.470 millones lo visitaron a diario, ambos números están bajo lo presupuestado, es por ello que se habla de una desaceleración. Además, por primera vez cayó en Europa, a pesar de mantenerse estable en Estados Unidos y Canadá.

La empresa, que tiene más de 14 años, destacaba por su capitalización bursátil cercana a los US$620.000 millones, monto que se redujo luego de la publicación de los últimos resultados, perdiendo alrededor de US$150.000 millones de valoración, equivalente a todo lo ganado en 2018.

Nunca había pasado que una compañía cayera tanto en Wall Street y en un solo día, pero se cree que esto va más allá de los cuestionamientos sobre la seguridad. Los análisis se centran en la evolución de la publicidad, la que se ha moderado, fenómeno que Mark Zuckerberg, dueño de Facebook, había pronosticado hace dos años.

A pesar de esto, la red social y Google son los predilectos de los anunciantes en Internet, siendo fundamental para preservar el crecimiento de la compañía el poder generar un equilibrio entre la protección de los usuarios y las inversiones en seguridad. La nueva regulación y el financiamiento para prevenir vulnerabilidades informáticas, por tanto, han afectado el ritmo con el que genera ingresos y así también su rentabilidad.

Otra jugada de Facebook

  • Potenciar los ingresos de Instagram, app que ya cuenta con más de 1.000 millones de usuarios activos y que estrenó con orgullo su nuevo servicio de streaming. Esta es el área que Zuckerberg planea explotar en pos de los ingresos por publicidad.
  • Otra alternativa es la monetización de WhatsApp, que también supera los 1.000 millones de usuarios, pero que podría ser un proceso más lento.

Fuente: http://bit.ly/2KRkYwt

Más Noticias