El uso de inteligencia artificial puede ser más preciso que los médicos para diagnosticar el cáncer de mamas a partir del estudio de imágenes de rayos X, según indica una investigación publicada en la revista Nature.

Un equipo internacional, que incluye investigadores de Google Health y del Imperial College de Londres, diseñó un sistema informático de inteligencia artificial (AI, por sus siglas en inglés) con el uso de mamografías realizadas a casi 29.000 personas.

El algoritmo fue capaz de ofrecer mejores resultados en la lectura de las imágenes que médicos radiólogos, al encontrar casos de cáncer que los expertos no habían detectado y, al mismo tiempo, ignorar “falsos positivos”, en lo cuales los médicos habían dado erradamente la alerta por la presencia de posibles tumores.

De acuerdo con la investigación, el sistema de AI ofreció resultados tan buenos como los que se consiguen con el trabajo conjunto de dos médicos especialistas.

Un experto que no se cansa

Un elemento clave para el futuro es el hecho de que, a diferencia de los humanos, el sistema de AI puede trabajar de forma constante sin necesidad de descansar.

Para convertirse en un radiólogo, capaz de interpretar una mamografía, se requiere una década de formación como médico y especialista.

El análisis de los rayos X es un trabajo vital para el diagnóstico del cáncer de mama que requiere mucho tiempo de dedicación.

En la actualidad, se estima que en Reino Unido hacen falta unos 1.000 radiólogos adicionales.

¿Sustituyendo a los humanos?

¿Es posible que este sistema de AI termine por desplazar a los humanos en estas tareas de diagnóstico?

No es eso lo que está ahora planteado. De hecho, el modelo de inteligencia artificial fue diseñado y entrenado por personas. En este caso se trataba solamente de una investigación.

Y, aún en el caso en el que el sistema fuera puesto a funcionar en un hospital, al menos quedaría un radiólogo a cargo del diagnóstico.

Lo que sí puede ocurrir, según los investigadores, es que el sistema de AI permita librarse de la necesidad de contar con dos médicos especialistas para analizar las mamografías, lo que ayudaría a reducir su carga de trabajo.

Se estima que una de cada ocho mujeres es diagnosticada con cáncer de mama en algún momento de su vida.

Fuente: https://n9.cl/bngh

 

 

Más Noticias