Las enfermedades cardiovasculares son las más letales del mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció que, si los índices no bajan, para el 2030 serán 23,6 millones de personas las que morirán a causa de ellas. Con esta información, hay un grupo de chilenos que busca a través de la innovación, hacerse cargo del tema.

Hábitos alimenticios de los chilenos

Las enfermedades cardiovasculares están liderando los rankings como los trastornos que matan a más personas en Chile y el mundo. Una de las razones para este podio son los malos hábitos alimenticios que actualmente tenemos en nuestro país.

La comida rápida en base a grasas, frituras y sodio; los productos procesados con mayor densidad energética y los azúcares son algunos de los detonantes del desarrollo de este tipo de enfermedades, ya que aportan a la dislipidemia, niveles de colesterol o triglicéridos elevados, los que luego se acumulan, formando placas en las arterias y estrechándolas (arteriosclerosis).

A esto se le suman otros factores de riesgo que potencian la aparición este tipo de problemas, como:

  • Diabetes
  • Tabaquismo
  • Obesidad
  • Hipertensión
  • Sedentarismo

¿Quiénes padecen más enfermedades cardiovasculares?

Según diversos estudios publicados por la OMS, los países con ingresos medios o bajos son los principales exponentes, afectando a hombres y mujeres por igual.

En el caso de nuestro país los porcentajes se dividen según la edad, así es como los hombres sobre 35 años tienen más probabilidades de morir por un problema cardíaco, en el caso de las mujeres, es sobre los 50.

La innovación en salud

Con toda esta información, Nutrartis -especializados en alimentos funcionales- durante 10 años estudiaron cómo agregar la cantidad precisa de fitoesteroles a la dieta de las personas, ya que estas moléculas orgánicas -sacadas de legumbres, verduras, frutas, frutos secos- son hipercolesterolémicos, es decir que tienen la misión de inhibir la absorción del colesterol a nivel intestinal, tanto del total como del LDL (malo).

Lo lograron a través de una innovación tecnológica validada por la Asociación Chilena de Cardiología, llamada Cardiosmile. Un preparado que contiene 2 mg de Fitoesteroles en agua -la dosis recomendable para bajar los niveles de colesterol-, que viene en formato de sachet, para mezclar con las comidas.

Según Nutrartis, luego de 28 días de consumo, se ven los primeros cambios.

¿Cómo prevenir enfermedades cardiovasculares?

Manteniendo una alimentación saludable privilegiando una dieta en base a productos bajos en grasa animal, rica en frutas, verduras (que contienen fitoesteroles), pescados, etc.
Realizando ejercicio al menos tres veces a la semana.
Evitando los productos procesados, el tabaco y las bebidas altas en azúcares.
Controlando el colesterol a lo menos 4 veces en el año.

Fuente: http://bit.ly/2KSbJvR

Más Noticias