Hacer de Chile un país inclusivo en las diferentes áreas de la sociedad, es una tarea que viene siendo abordada desde hace un par de años, no sólo con personas con capacidades diferentes, sino también, con la creciente llegada de inmigrantes, y por, sobre todo, con las diferentes culturas nativas del país.

Educación actual de Chile

En nuestro país la educación tiene carácter obligatorio de los 5 a los 17 años y se divide en cuatro etapas:

Preescolar: se enfoca en niños de seis meses hasta los seis años y es aquí donde aprenden, a través del juego, a estimular el desarrollo intelectual, emocional y motriz.

  • Básica: va de los 6 a los 13 años, en donde los niños profundizan en las habilidades de lectura y escritura, así como en conocimientos numéricos.
  • Media: son cuatro los cursos que la componen, uno cada año y por aquí pasan jóvenes de 14 hasta los 17. Tiene dos modalidades a elección, dependiendo del tipo de colegio en donde se estudia: la vía científico-humanista que tiene como fin el acceso a la universidad o el técnico-profesional que los prepara para el mercado laboral.
  • Superior: esta es una etapa opcional y se puede desarrollar en diferentes lugares: institutos profesionales, centros de formación técnica y/o universidades. Esta última se divide en bachillerato, licenciatura, magíster y doctorado.

El encargado de gestionar y garantizar el acceso a la educación es el Ministerio de Educación (Mineduc), quien también es el ente regulador y establece las normas que los rige.

Diversidad cultural en la educación

Desde hace algunos años y últimamente, motivado por la gran migración en el país, la diversidad cultural en las salas de clases se ha vuelto algo frecuente.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) establece que las políticas educativas en LATAM y el Caribe deben hacer frente a este fenómeno, especialmente la étnica y lingüística de los pueblos originarios, y así fomentar la construcción de sociedades cada vez más interculturales e inclusivas transformándola en un factor de entendimiento y no en uno de exclusión.

Cultura indígena en la educación

Los pueblos originarios son nuestra historia y el conservar su lengua es clave para mantener con vida su cultura, pero es aún más importante preservarla para enriquecer nuestra sociedad.

Con este fin, se están desarrollando diversas iniciativas en pro de su cuidado y difusión. Una de ellas la lleva el Mineduc, que tiene abierta la Consulta Indígena en la educación 2018, que busca integrar la asignatura “Lengua y Cultura de los Pueblos Indígenas” en las Bases Curriculares de 1ero a 6to básico. Si es aprobada, en dos años más podría ser oficial y transversal. Hoy en día esto se ha implementado sólo en establecimientos educacionales que tengan más de un 20% de matrícula indígena o también en proyectos educativos que quieren hacerlo voluntariamente.

Algunos expertos en el tema, establecen que el desafío es que estas lenguas funcionen en la modernidad y que sean usadas y no algo netamente folklórico, ya que es necesario que se valore el aporte que han hecho en la medicina actual, en la comida, en formas de organización, etc. Y, por otra parte, el desafío está en que se puedan enseñar de buena manera, con una carrera de formación, con una metodología y herramientas.

Los pueblos reconocidos dentro de la Ley Indígena son: aymara, quechua, licanantai, colla, diaguita, rapa nui, mapuche, kawésqar y yagan.

Conoce nuestro Diplomado en Gestión de Proyectos Educativos aquí y mantente actualizado sobre las nuevas tendencias en educación y más.

Fuente: http://bit.ly/2CwQv6h

Más Noticias