cómo ser feliz en la vida

Hay tantas formas de ser feliz como personas en el mundo, ya que todo depende de las aspiraciones de cada uno, su realidad y cultura, pero sin duda que hay algunos pasos que se pueden seguir para lograr avanzar en la consecución de este anhelado estado.

 

¿Cuál es la mejor definición de felicidad?

 

Según la Rae felicidad tiene tres acepciones, la primera es, “Estado de grata satisfacción espiritual y física”; la segunda, “Persona, situación, objeto o conjunto de ellos que contribuyen a hacer feliz. Mi familia es mi felicidad” y por último, “Ausencia de inconvenientes o tropiezos”. En wikipedia, este término hace referencia a: “La felicidad es una emoción que se produce en un ser vivo cuando cree haber alcanzado una meta deseada”.

La página significados.com establece que “la felicidad es el estado emocional de una persona feliz; es la sensación de bienestar y realización que experimentamos cuando alcanzamos nuestras metas, deseos y propósitos; es un momento duradero de satisfacción, donde no hay necesidades que apremien, ni sufrimientos que atormenten”.

 

¿Podemos tener una vida plenamente feliz?

 

Sí, podemos, ya que todo va en la actitud. Todos conocemos a alguna persona, que siempre está contenta a pesar de las dificultades que ha enfrentado o con las que debe luchar a diario, siendo su receta la forma como toma su día a día. Ella escoge el vivir la vida plenamente y con la felicidad como estandarte, desarrollándola y buscando que los demás también lo sean.

Si lo queremos conseguir, es fundamental evitar los malos entendidos, tener mucho cuidado con lo que se dice, ya que las palabras tienen el poder de afectar a los demás, creando realidades y hay que ser verdadero, no mentirle a nadie y en especial a uno mismo, porque finalmente todo se dilucida. Además, hay que tratar de no tomarse nada a modo personal, ya que muchas veces las acciones de las otras personas son reflejos de lo que ellos son, no de lo que uno es.

 

¿Qué hábitos debo cuidar para mejorar mi felicidad?

 

Como ya planteamos, son varias las alternativas, pero aquí te dejamos las 10 más relevantes que pueden hacer de tu vida una más feliz.

  1. Aprecia el estar vivo: hay que hacerlo todas las mañana, disfrutando de cada cosa y sin perder la capacidad de asombro. Hay que aprender a vivir en el presente, y no pensado en lo pasado o mirando al futuro.
  2. Demostrar cariño: a los seres queridos siempre hay que tenerlos cerca, dedicarles tiempo y decirles que los amas. Cuidar y cultivar las relaciones con la familia y los amigos, es fundamental, al igual que rodearse de gente positiva, compartiendo valores y objetivos, aceptándolos por lo que son y el lugar que ocupan en la vida.
  3. Trabajar en lo que amas: la importancia de escoger una profesión que nos haga feliz es primordial, ya que permite disfrutar, hacerlo con pasión y nos mantiene plenos y motivados. Además, el no dejar nunca de aprender es un hábito que las personas felices practican, tanto en su trabajo como en un hobby, deporte, etc.
  4. Reír: tanto con los demás como de uno mismo. El buen humor es un arma que apoya la vida plena y consciente.
  5. Perdonar: guardar rencor es dañino, por lo que hay que aprender de los errores, perdonarse y perdonar al otro para mantenerse tranquilo.
  6. Agradecer: hay que ser agradecido con la vida, la familia, los amigos, las oportunidades, y pensar siempre en todo lo que tenemos y no en lo que nos falta.
  7. Ser responsable: los que viven plenos tienen claro que son 100% responsables de su vida, de sus estados de ánimo, de su actitud, de sus pensamientos, sentimientos, acciones y palabras.
  8. Mirada optimista: una característica de las personas felices es que siempre ven el lado positivo a cualquier situación, aunque sea difícil de encontrar. Hay que tratar de mantenerse alejado de los pensamientos negativos.
  9. Cuidarse: tanto el cuerpo como la mente y por sobre todo la salud. Hay que ir regularmente al doctor, alimentarse saludablemente y hacer ejercicio.
  10. Amar: hay que hacerlo sobre todas las cosas, aceptando a los demás y no tratar de cambiarlos. Hay que amar y demostrarlo, siempre y todas las veces que se pueda.

 

Fuente: UPSOCL

Más Noticias