empresas del futuro

Es sabido que la digitalización y las nuevas tecnologías han generado cambios en la forma de hacer empresa, es por esto que la colaboración, la cocreación, los espacios abiertos y el trabajo a distancia, entre otros tópicos, están marcando la pauta al momento de pensar en una compañía que quiere crecer y mantenerse en el tiempo. 

 

¿Cuál es el modelo actual de trabajo de las empresas?

 

La gestión de las empresas está en un entorno de constante cambio lo que las obliga a renovarse continuamente, posibilitando la adopción de fórmulas exitosas del mercado y facilitando la adaptación a las demandas de las nuevas generaciones. 

Una de esas fórmulas es pasar de un modelo vertical, donde el poder y el control se ejerce de manera jerárquica, con una estructura piramidal, es decir, de arriba hacia abajo en donde el líder entrega órdenes, a uno horizontal, donde hay pocos niveles de dirección teniendo como característica el consenso al momento de tomar decisiones entre líderes y colaboradores, y donde el jefe tiene como meta, formar en valores su equipo y guiarlo.  

Lo anterior (la horizontalidad) aporta de sobremanera al negocio, ya que los trabajadores están mucho más motivados y comprometidos, porque les permiten involucrarse, participar en los procesos y tener responsabilidad sobre el éxito de la compañía. Por su parte, en la estructura vertical la motivación responde a escalar posiciones dentro de la organización. 

Si hablamos de comunicación, la horizontalidad permite que esta sea mayor, más rápida, fiable y eficaz, en cambio en el otro tipo de estructura, la posibilidad de hablar o de entregar una opinión directa es casi nula, ya que se debe pasar por los diferentes niveles de la organización. Las pequeñas empresas sacan el máximo provecho de las estructuras horizontales y en las grandes es más común ver el modelo vertical. 

 

¿Cómo serán los empleos en el futuro?

 

  • Tendrán modelos colaborativos: como la innovación y el desarrollo del talento serán las bases en todas las industrias, va a ser necesario trabajar en equipo y aprovechar el conocimiento de cada uno de los diferentes profesionales que forman una empresa. Esto también va a ayudar a tener una mayor capacidad de adaptarse de manera rápida y efectiva a los cambios. 
  • Los roles serán cambiantes: Según Beatriz Lineros, Coordinadora de RRHH de la consultora Randstad, en entrevista con El Diario Financiero para afrontar la diversidad de proyectos que conllevan las empresas del futuro “los grupos de profesionales serán más heterogéneos. Esto implicará que las funciones de los empleados vayan cambiando para adaptarse a las necesidades. Asimismo, la formación será constante y cada empresa estará preparada para que el aprendizaje de su talento no se estanque, y herramientas facilitadoras como el e-learning serán muy útiles para ello”. 
  • Las estructuras se volverán horizontales: como lo explicamos antes esta tendencia va a favorecer la toma de decisiones importantes de manera rápida y el aprovechamiento de los talentos de cada uno de los que conforman la empresa.  
  • Unidades funcionales cambiantes: Por último, gracias al desarrollo tecnológico ya no será necesario, por ejemplo, que todas las personas estén físicamente en la oficina laborando, sino que permitirá que las áreas pasen a ser “unidades funcionales, cambiantes y con capacidad de trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento”, explica Lineros. 

 

¿Cuál es el desafío para los futuros profesionales?

 

Con todas estas transformaciones, los que tendrán la mayor responsabilidad sobre su desarrollo y crecimiento laboral serán las personas, quienes deberán adaptarse a este entorno cambiante, adquiriendo mayor conocimiento y habilidades. 

Para la experta de Randstad, este paso de las tareas individuales al trabajo en equipo, establece que las competencias personales serán muy importantes pero lo será más el “adaptarlas a un marco común”. Además, frente a este escenario cree que “las futuras estructuras organizativas fomentarán el intercambio de roles y el aprendizaje continuo. Esto permitirá que cada profesional tenga contacto con una multitud de áreas diferentes a la suya, lo que supondrá un enriquecimiento de sus competencias y experiencias, en definitiva, un mayor desarrollo profesional”. 

 

Fuente: 

https://bit.ly/2LTvNCx 

Más Noticias