pensamiento creativo

La creatividad muchas veces se ve coartada por tener que cumplir ciertos patrones ya establecidos, pero si lo que se busca es crear algo nuevo y que llame la atención, es necesario salir de la caja y echar a volar la imaginación.

 

¿Qué es la creatividad?

 

La definición de diccionario establecería que es la facultad de crear y/o la capacidad de creación. Si lo llevamos a lo concreto, es descubrir formas diversas de hacer “lo mismo” pero de una forma diferente o novedosa, o la capacidad de producir varias ideas originales como respuesta a una necesidad concreta.

Y si lo llevamos al ámbito empresarial, este concepto está fuertemente ligado a la innovación, ya que la creatividad es la materia prima para cualquier proyecto, como una forma  de responder a las variaciones y tendencias del mercado y también, como una herramienta que busca mejorar la productividad y/o eficiencia. Un punto muy importante para el éxito de un proceso creativo, es que el resultado o idea sea implementable, fácil de adoptar y mejore las condiciones existentes en la empresa.

 

¿Cómo la creatividad puede influenciar positivamente en mi día a día?

 

Son varias las razones, pero las más importantes tienen relación con hacer el día a día más entretenido, hacer crecer a la sociedad y también darle vuelta a lo que ya está establecido.

Referente a lo primero, el ver la vida con creatividad logra una satisfacción personal mayor, ya que fomenta la diferencia y la originalidad destacando a las mentes creativas como mentes abiertas, que logran enriquecerse gracias a la influencia de su alrededor y que siempre están ávidos de nuevas experiencias y aprendizajes.

En cuanto a la sociedad, el crear nuevas ideas mueve al ecosistema social, tecnológico y empresarial, los cuales se ven beneficiados, ya que su ritmo aumenta y crece, lo que evita que nos quedemos estancados. Además estamos en el año 2019, ya muchas cosas están inventadas (desde hace mucho tiempo) y solo se han ido mejorando, lo que no quiere decir que esto no se haga de manera innovadora, pero ya muchos están cansado de ver “siempre lo mismo” y no sorprenderse con “casi nada”. Es por eso que la creatividad se vuelve fundamental y necesaria a diario.

 

¿Cómo desarrollar la creatividad?

 

  1. Tener un ambiente ideal: Esto quiere decir que sea confortable, con la luz necesaria, aislado del ruido y con una temperatura adecuada. Según la página web rockcontent, un estudio de la Universidad de Cornell en Nueva York, Estados Unidos se descubrió que “las personas cometen un 44% menos de errores en su trabajo cuando la temperatura está en 25 grados centígrados que cuando están en 20 grados o menos”.
  2. Buscar referencias: Hay que salir de los márgenes establecidos, tanto los que se definen por cada una de las industrias como de los mentales. Hay que dejarse influenciar por diferentes fuentes de información y por todos los medios posibles, internet, libros, revistas, tv, música, películas y series, sacar ideas originales de donde no se imaginaba.
  3. Ejercicios mentales: Es muy útil el realizar ejercicios de palabras, jugar ajedrez, sudoku y rellenar puzzles, ya que son actividades que exigen a la mente y la ejercitan. Otras opciones son armar rompecabezas lo más rápido posible y batir los tiempos o en base a una foto, pensar 25 adjetivos para ella.
  4. Buyer personas: en el mundo del marketing este concepto significa una representación semi-ficticia del cliente ideal, que se construye gracias a recabar su información demográfica, comportamientos, necesidades y motivaciones. Si todo esto se consigue adecuadamente, se podrá conocer los desafíos, deseos y hábitos del público objetivo y así lograr responder la pregunta ¿qué se puede hacer para llamar su atención?
  5. Grupos de consulta: Crear un foro de discusión entre el público objetivo o un piloto con gente conocida o clientes potenciales podría ser una buena opción para solucionar problemas, generar ideas innovadoras y probar el o los productos para tener la certeza de que satisfacen realmente las necesidades de los clientes finales.
  6. Técnica Skyscraper: esta técnica fue creada por Brian Dean, CEO de Backlinko, y se basa en la investigación del contenido de la competencia, con el objetivo de “verificar cuál tiene mejor posicionamiento orgánico utilizando las palabras clave que son estratégicas para el negocio, y luego, a partir de esto, crear un contenido mejor” según explica el sitio de rockcontent especialistas en estrategias de marketing. Bajo esta lógica esto no es copiar, sino más bien conocer lo que está en el N1 y buscar una forma de crear algo más relevante para quienes necesitan respuestas.
  7. Conversar con los líderes: Siempre hay expertos, en cada uno de los campos o industrias, es por eso que se aconseja, en la medida de lo posible, entrevistarse con ellos para encontrar algo diferenciador. Eso sí, para que esto sea fructífero, se debe preparar las entrevistas y hacer las preguntas correctas que sirvan para entender lo que no se podría descubrir fácilmente solo investigando por internet.

 

Fuente: Rock Content

Más Noticias