Horas necesarias de sueño

La teoría establece que son 8 horas las que todos deberíamos dormir para descansar bien y reponer fuerzas, pero la mayoría de las personas no lo logramos debido a nuestro estilo de vida donde predomina el café, las bebidas energizantes, la luz permanente y las pantallas, cosas que alteran nuestro ritmo circadiano y nos mantienen alertas por más horas.

 

¿Por qué es necesario tener un buen descanso?

 

Dormir bien no solo es bueno porque es reparador, si no también porque nos ayuda a mejorar nuestra calidad de vida, lo que se traduce en un bienestar físico, donde el funcionamiento bioquímico del organismo se ve beneficiado al igual que el cognitivo (con foco en el aprendizaje y la memoria). Además, nuestro lado emocional también tiene un respiro, aliviando el estrés del día y todo tipo de agotamiento, los que muchas veces se demuestra en tensión muscular del cuello y
la espalda.

Para lograr un descanso reparador, aquí te dejamos algunos consejos:

  • Se deben tener horarios para ir a dormir y mantenerlos durante toda la semana, incluyendo sábados y domingos.
  • Generar una rutina que marque el inicio del proceso de irse a dormir, como empezar a bajar la luz y ponerse ropa cómoda.
  • Preocuparse de tener colchón y almohadas confortables, además de que la temperatura y la luz sea la adecuada, evitando -por lo menos media hora antes- los aparatos electrónicos.
  • Idealmente hacer ejercicio físico a diario o por lo menos tres veces a la semana.

 

¿Cuántas horas debemos dormir según nuestra edad?

 

Las distintas fases de nuestro crecimiento y desarrollo también están marcadas por las horas de sueño que debemos tener. Estas se catalogan en base a meses y años, desde recién nacidos a adultos mayores.

  • 0-3 meses: para los recién nacidos lo ideal es que pasen entre 14 a 17 horas del día durmiendo, aunque también se puede entre 11 y 13 horas, pero si estas son más de 18, hay que consultar al pediatra.
  • 4-11 meses: las guaguas pueden descansar entre 12 a 15 horas o entre 11 y 13, si son más de 16 hay que estar atentos.
  • 1-2 años: cuando llegan a esta edad las horas de sueño disminuyen, pero aún así no es recomendable que sean menos de 9 ni más de 15.
  • 3-5 años: los niños en edad preescolar deben tener un sueño de entre 10 y 13 horas.
  • 6-13 años: lo recomendable sería dormir entre 9 y 11 horas.
  • 14-17 años: en la adolescencia aumentan los rangos a 10, 5 horas.
  • 18-25 años: en esta categoría están los jóvenes que está entrando a la adultez, los que pueden dormir entre 7-9 horas al día.
  • 26-64 años: este grupo duerme entre 7 y 9 horas.
  • 65 años y más: los adultos mayores descansan entre 7 y 8 horas al día.

 

Fuente: BBC

Más Noticias