Técnicas de Contención Emocional

Conversando. Esa es la forma en que los especialistas dicen que se deben afrontar este tipo de crisis, ya que al hablarlo y explicar la situación permite procesar las emociones y recibir contención, que es fundamental en estos casos.

 

¿Cómo nos afectan los problemas de nuestro entorno en nuestro día a día?

 

La crisis social que ha estallado en nuestro país es un buen ejemplo para ver cómo lo que sucede a nuestro alrededor nos afecta directa o indirectamente. 

El Director de la ONG Mente Sana, Francisco Flores, en entrevista con el sitio web elmostrador.cl establece que este tipo de conflictos extremos “deja a los sujetos que la atraviesan enfrentados a un impacto emocional intenso que les exige una respuesta de adaptación que puede vivirse como excesivo para sus capacidades”. Tomando esto como base diseñaron una guía de consejos para afrontar lo ocurrido de la mejor forma.

  • Es muy necesario ser contenido, sobre todo los niños. “Esto significa poder hablar con ellos y explicar la situación. No omitirla o negarla. Esto les permite procesar sus emociones que no pueden ser comprendidas y que a su vez, los sobrepasan. Las palabras les permite elaborarlas y darles una significación”, explica Flores.
  • Hay que concretar las emociones y hablarlas, para así bajar la tensión y también encontrar apoyo y contención. Esto se logra porque el cerebro organiza esta “ensalada” de pensamientos y sentimientos para expresarlos correctamente, y eso aporta para la tranquilidad de la persona.
  • En estos casos de estrés, el cuerpo también muestra señales de agotamiento debido a la sobre adaptación (respuesta a la exigencia por sobre sus posibilidades). Hay que estar atento a esto, ya que un malestar se puede convertir en una patología.

 

¿Cómo plantear los temas de crisis en la familia?

 

Tanto el núcleo familiar como el resto de los que la componen reaccionan de formas distintas a las crisis, es por eso que es muy importante tener siempre presente que la familia está primero, y hay que cuidarse entre todos.

Teniendo esto en consideración, es primordial entender que no todos piensan de la misma forma, por lo mismo se debe mantener la cordura al momento de exponer los puntos de vista, no tratar de imponerlos y preocuparse de que siempre prime el respeto y el cariño.

Además, los expertos en salud mental recomienda tener precaución con las redes sociales y ser responsables en su uso, ya que el bombardeo de información tanto fidedigna como falsa exige que las personas puedan filtrar y no compartir en los diversos chat, pudiendo provocar pánico o polarización dentro de la familia. 

 

¿Por qué es necesaria la contención emocional?

 

Una persona que se siente y se ve afectada por una crisis emocional, necesita tener una contención que lo ayude a hacer frente al desgaste que esto significa, y ese rol lo juega la contención, ya que permite tranquilizar y fomentar su confianza.

Si lo llevamos a la práctica, esto se dividiría en dos mecanismos: 

  • La actitud empática, que es la habilidad de ponerse en “los zapatos” de otra persona, de forma momentánea. 
  • La escucha activa, se refiere a poner atención y con conciencia plena en el mensaje que emite otra persona. Por lo tanto, no es solo oírlo, sino a estar concentrado en lo que el otro intenta comunicar y así poder reaccionar ante el mensaje. 

Con estas definiciones claras, se establece que no es necesario que seamos psicólogos, orientadores o terapeutas para que podamos entregar contención emocional a los que nos rodean. Solo debemos tener disposición de escuchar con atención, sin prejuicios o ideas preconcebidas, y con cariño.

Hay que considerar que la contención emocional no es: 

  • Retar o regañar, 
  • Invalidar la emoción, con frases del tipo: “Ya va a pasar”, “No te pongas triste”, “No llores”, “No es para tanto”, etc. Si la persona necesita llorar, que lo haga o si se quiere enojar también, así no reprime sus sentimientos y se siente frustrado o incomprendido. 

 

Fuente: El Mostrador

Más Noticias